La atresia de esófago


Texto cortesía del Dr. D. Juan Antonio Tovar Larrucea

Jefe del Departamento de Cirugía Pediátrica Hospital Universitario La Paz

Catedrático de Pediatría. Facultad de Medicina. Universidad Autónoma de Madrid

La atresia esofágica es una anomalía congénita, lo cual significa que ocurre antes del nacimiento, y existen varios tipos de ella. Esta malformación ocurre en aproximadamente 1 de cada 4,000 nacimientos. En la mayoría de los casos, la parte superior del esófago termina y no se conecta con su parte inferior ni con el estómago. Por su parte, el segmento inferior del esófago se conecta a la tráquea a través de una fístula traqueoesofágica (FTE). Hay además otros tipos más raros de atresia esofágica. Algunos de estos bebés también presentan otros problemas, como trastornos cardíacos u otros trastornos del tubo digestivo.

La atresia esofágica es una enfermedad más común de lo que podemos llegar a pensar, y sois muchas las familias que os enfrentáis a este gran reto cuando se diagnóstica en el recién nacido.

España es uno de los pocos países de Europa que no cuenta con una organización donde padres y familiares puedan tener un punto de encuentro y compartir sus experiencias, así como contar con el apoyo de aquellos que están viviendo la misma situación, o que la hayan superado ya.

Existen en Europa y en el mundo diversas asociaciones como la que se pretende crear:

  • AFAO (Francia)
  • KEKS (Alemania)
  • KEKS (Austria)
  • KEKS (Suiza)
  • VOKS (Holanda)
  • FARE (Italia)
  • OARA (Australia)
  • AQAO (Canadá)

Todas ellas coordinadas bajo el paraguas de EAT (The Federation of Esophageal Atresia and Tracheo-esophageal fistula), cuyo representante es Graham Slater (nacido en 1953 con atresia esofágica), el cual nos ofrece todo su apoyo y asesoramiento para hacer realidad este proyecto.

Como profesional con más de cuarenta años de experiencia, y creyendo firmemente en el papel tan importante que ejercen padres y familiares, expreso mi apoyo y ánimo a todos a unirse a él.

Un cordial saludo,

Dr. J.A. Tovar Larrucea